Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

domingo, 22 de julio de 2012

Carretera y rampones trialeros.


Nueva salida, y por fin estrenando la equipación del Club que a tod@s nos ha gustado un montón y nos da cierto aire de elegancia y como no, el poder ser identificados con nuestros colores. 
Y desde la plaza tras la espera a los últimos rezagados, se decide la ruta...


 La ruta del grupo B, ya estaba concertada y memorizada por su organizador Sergio, la ruta del grupo A se decidió insitu y sobre la marcha. Un recorrido que en principio iba a ser llanito pero con muchos kilómetros, ¡si si, llanito! que bonito se pintaba en la frescura de la mañana de este Domingo.
 Pues ¡ale! a pedalear se ha dicho.
 Quedamos seis para hacer nuestra rutita, Aurelio del grupo El último repecho, Chiho, Félix, Luis, Miguel y el que suscribe, JJ.

La salida se inició desde el principio a un ritmo un pelin como... como, calentando el ambiente, y en un Santi-Amen, nos presentamos en Casarrubios del Monte, encabezando el grupo Aurelio, que si de algo tienen fama los del Ultimo Repecho es de eso, liarse a dar pedales y hasta que alguien diga algo... Y paren el ritmo.

Tomamos rumbo hacia las urbanizaciones limítrofes con la provincia de Toledo y por algún tramo de carretera, caminos y un poco más de carretera, llegamos hasta El Viso de San Juan, llevando en los riñones más de cuarenta km, que el ritmo impuesto en la andadura, personalmente, me estaba empezando a pasar un poco factura, pero bien comido y bien bebido recuperaba en los tramos de carretera. (reconozco que me vinieron de perlas, jejeje. (Es un secreto) )
 Desde el Viso y por el camino de su mismo nombre, llegamos hasta Illescas, recorriendo ampliamente el pueblo buscando la plaza de la iglesia, haciendo una pequeña parada para avituallamiento y lucimiento de la equipación.


Una vez repuestos de las fatigas y con el ánimo nuevamente recuperado, a través de una continua subida, hicimos presencia en el pueblo de Ugena, donde el calor ya se hacía muy palpable, cosa que no nos inmutó puesto que sin darnos cuenta, ya habíamos alcanzado la zona de Serranillos del Valle, que de Valle nada de nada, es monte picando "pa rriba". 

 Una descansada bajada nos coloca a las faldas del Monte de Batres que, después de una lucha por los tramos arenosos, estrechos, y sombreados senderos de esta zona, (con susto incluido al pasar por una finca, donde siete fieros perros de esos de las películas de terror rottweiler ladraban con fiereza dentro de su terreno) nos pone con desarrollos de trepar paredes, para iniciar la escalada hacia la cima de Cotorredondo. Sufriendo en una bonita subida, por trialeras con un margen estrechísimo para circular y un peralte tan acentuado, que dificilmente se conseguía mantener el equilíbrio sobre la bici, ¡toda una aventura pasar por esta zona!


 Casi en la cima, Aurelio, tubo una bajada impronta de la bicicleta sin consecuencias y a Luis, los cambios de platos le dieron problemas, no sin coronar el monte con la alegría que le caracteriza y a buena velocidad en los últimos metros. Vicente (Chicho) buscándome por la ladera, Félix y Miguel, unos fenómenos subiendo, llegaron sonrientes y frescos. Yo, por algún error de cálculo o cosas de esas inexplicables estuve esperando en la cumbre para dejar constancia de lo sucedido por esos rampones, no me explico como llegué allí.  

Luego, el tramo final, fue un descenso por la vertiente norte de este Monte, donde las habilidades de cada uno salieron a la luz, demostrando las virtudes en la modalidad de descenso a calzón quitado, una gozada bajando hasta el margen izquierdo del Río Guadarrama, que ahí fue donde ya mis fuerzas dijeron basta y la llegada hasta el pueblo, se realizó por la cuneta de la carretera. Destacar a Luis, Miguel y Aurelio que hicieron el recorrido final por camino y con su respectiva subida. ¡Unos "monstruos"!.

 Muchos Km y fuertes desniveles que algún día volveremos a realizar. Un abrazo.