Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

sábado, 28 de septiembre de 2013

El Río Alberche por encima de las rodillas.


 Un retraso técnico en la salida, hizo que los grupos A y B esperasen un ratito más para hacer sus respectivas rutas. El grupo B por avería técnica y el grupo A por completar el equipo.

 Al final en coordinación y al unísono, proseguimos nuestras respectivas rutas en la mañana del Domingo.


 Este día nos llevó hasta el Embalse de Picadas por  caminos conocidos por todos, imponiendo un ritmo alegre, para que la larga ruta, no retrasase mucho el regreso.

 Los caminos de Navalcarnero tapizados de parda y amarillenta maleza con algún que otro matorral y planteles de viñedos, eran nuestros guías por las suaves bajadas y terreno de fácil rodaje a esas tempranas horas de la mañana, hasta que nos detuvo en Calalberche el río de su mismo nombre, obligándonos a cruzar este vado andando.


 Tras un largo y ceremonioso "¡por donde cruzamos!" con risas y comentarios de todo tipo se consumió un largo tiempo, que también fue aprovechado para el avituallamiento y descanso.

 JC. Miguel, vino preparado con unas largas bolsas de plástico para usarlas a modo de grandes botas y así impedir descalzarse en el paso del vado elegido, pero... tras la larga preparación de aislamiento e introducirse en las profundas y frescas aguas del río y con la bici acuestas, un acelerón le hizo salir a toda velocidad de la primera parte del cauce, por la total invasión de agua dentro de las dos calzas caseras, dejando la bici entre unos troncos de la orilla.



 Este acto de inundación interior de las calzas caseras, fue el divertimento ocasional del público que en ese vado se congregaba, dándonos a su vez consejo sabio por donde cruzar.


 Al fin cruzamos todos a la otra orilla, y entre bastidores y recomponiendo el vestuario, comentamos los pormenores de la hazaña.




 Frescos y recuperados pusimos rumbo al Embalse de Picadas, en este tramo de la ruta apenas comentamos nada ya que el sostenido ritmo y la ligera ascensión lo impedían.

 Ya en la cumbre y con la presa a nuestra vista, decidimos bajar hasta el hormigón que servía de retención al río, pero, por el lado del desembalse, cuya carretera tiene más porcentaje de inclinación haciendo este pequeño acceso muy interesante y divertido.

 Con una agradable calma y un limpio silencio reinante en esa parte de la presa, volvimos a recuperar las fuerzas, aprovechando para las instantáneas, con otro avituallamiento ofrecido por la Madre Naturaleza que generosamente ponía al alcance de nuestras manos.



  Nuevamente los cinco en ruta con la mente puesta en los caminos de regreso hacia El Álamo, aceleramos un poco la marcha, sin importarnos pasar dificultosas roderas, pedregales y amplios bancales con profunda arena.

 Con este vivo y acalorado rodar, no tardó en llegar el poder de las ruedas de 29", haciendo gala de su contundencia y dominio en estos terrenos, destacando su huida hacia adelante, viendo desde atrás, como poco a poco se alejaban casi sin esfuerzo del grupo.

 El sentido común volvió a reagruparnos haciendo la ruta más llevadera, rodando juntos hasta casa.

 Con más de 70 Km en nuestras piernas, terminamos esta aventura campestre, sentados en torno al refresco bien merecido y mejor tirado por nuestro amigo Antonio del As de Copas.

                                                                Fotos y un vídeo.

domingo, 8 de septiembre de 2013

Juntos como hermanos.


 Es Septiembre, vuelta a las rutinas y en la segunda parte de la temporada del año, se reanudan nuestras salidas del Club, que desde nuestra plaza del Pueblo, nos conducen a los privilegiados terrenos de nuestro entorno.

 Los dos grupos A y B, teníamos nuestras respectivas rutas ya diseñadas, pero, al ver que se "partía" por caminos distintos, me hizo pensar... ¿ por que no hacer la ruta todos juntos?, ya que nuestro recorrido (A) sería casi plano e incluso se podría rodar a gusto de cada participante de esta nueva aventura, acortando si viniera al caso por algún atajo. Y así se decidió.

 Ninguna de las dos rutas diseñadas de antemano, se hizo y se cambió totalmente el recorrido, poniendo de Jefe de filas a JC. Rosell, que sabiamente nos guió por los caminos que conoce al dedillo.


 Un largo pelotón de 14 aventureros, ocupábamos las cunetas de alguna carretera para después, invadir los duros caminos con nuestras ruedas de tacos, dando forma con nuestra pedalada a un perfeccionamiento y un fino estilo sobre la bici.


 A los 8 Km, pasamos por Batres, y de ahí un largo recorrido visitando los Pueblos cercanos, viviendo de cerca las fiestas de alguno de ellos junto a sus gentes, que a esas horas tempranas de la mañana, esperaban el chupinazo para correr un encierro por sus calles.


Dejando la fiesta atrás, la nuestra particular empezaba en forma de pinchazo a la media hora de adentrarnos en las Campiñas Manchegas entre Carranque y El Viso de San Juan, un enorme roto también en forma de pellizco, estrenaba la rueda de 29 de Pedro, aprovechando para los chascarrillos y bromas que estos parones traen a bien.


 Mientras la otra mitad del grupo, esperaba a la sombra con otros temas a tratar, descansando para afrontar el resto de la ruta, que sería larga pero facilona.


 Con todo en orden, seguimos la marcha hacia la localidad Toledana de Illescas, donde una carrera popular nos desvía de la ruta unos kilómetros y hacemos turismo por el interior de sus calles, recorriendo este pueblo en diagonal hasta salir al camino vecinal que nos acercaría hasta Yeles y luego Esquivias, lugar donde tomamos nuestro avituallamiento y descansamos unos minutos.

 Es a estas alturas de recorrido cuando Félix, literalmente, revienta el pedal derecho, llevando consigo una orquesta de sonidos y silbidos varios, que tras un pequeño mantenimiento de aceite, se disimuló el sonido, que no así la avería.

 Diez kilómetros más adelante, otro parón por pinchazo nos retuvo en la localidad de Torrejón de Velasco, no fue mucho tiempo, pues la habilidad en la reparación se solvento casi de inmediato y apenas se tardaron unos pocos minutos.


Por estos terrenos llanos en su mayoría, teníamos consumidos ya 50 Km, faltándonos otros 20 Km para concluir esta salida conjunta, comentado en el pelotón que el grupo B, está listo para afrontar recorridos de largas y duras distancias sin ningún problema, pues los hechos palpables y demostrados, así lo acreditan. Es por ello que en lo sucesivo, se programen más salidas conjuntas entre los dos grupos pues así, el nivel y la experiencia se hará más notable.

 Dos pequeñas cuestas de porcentaje elevado casi despreciable para llegar a Griñón, han estirado el grupo en un ademan de superar el tibio desnivel, y como la disciplina de grupo fuere lo más importante, un último pinchazo de Luis Solana, hacía otro reagrupamiento hasta solucionar el pequeño infortunio.



Los últimos kilómetros y ya en torno a los 60, después de acompañar a nuestro querido Juan Carlos Rosell hasta Batres, nos ha dado juego para pasar por las trialeras de esta bonita localidad, dando un poco de marcha y desperezo al largo trayecto de hoy. Terminando como campeones en El Álamo y con 73 largos Km.

 El final ha sido rematado en nuestro cuartel el As de Copas, aclarando las gargantas secas y sedientas con los refrescos en jarra muy bien tirados.

 Señores participantes en la ruta de hoy, muy bien y ya sabéis... si se tercia, se cambia el recorrido preestablecido y se hace a merced y gusto según necesidad. Mi abrazo, JJ.


    Esta foto se la dedico a mi querida mujer y le doy las gracias por su paciencia. ¡¡¡ Guapa !!!

                                                                     Fotos de este día