Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

lunes, 19 de agosto de 2013

La Reina de Julio.


Esta crónica se la dedico a esas madres, esposas, novias y parejas que con paciencia, soportan los  ratos de espera, por la práctica de este maravilloso deporte, que día a día se hace más grande.

 Se cierra el primer tramo de temporada y con ello llegan las vacaciones del estío. Una masiva congregación de Bikers del Club Ciclista El Álamo, inunda esta querida plaza, para que juntos, en las dos míticas etapas Reinas del mes, se recorran amplias extensiones de terreno por los parajes más pintorescos de nuestra Comarca y sus alrededores.


 La multitud de los dos grupos A y B, con el mismo rumbo de salida pero distintos recorridos, ocupábamos todas las calles por las que se iba pasando hasta tomar los caminos de tierra aptos para la práctica del MTB...




 Después de 7 Km, cada grupo toma caminos opuestos y el que suscribe con el grupo A, nos dirigimos a las faldas de la Sierra Madrileña, acortando en principio los Km para no "regresar" muy tarde, pues la dureza y lo escarpado del terreno, nos podría retrasar la vuelta.

Nuestro objetivo era llegar hasta la presa del Embalse del Río Aulencia, y regresar por el Curso Medio del Río Guadarrama, siendo así una jornada, destacable por la sombra y el frescor de árboles y ríos.

 Un paseo de 31 Km, hasta Villanueva de la Cañada, por que, a partir de este punto kilométrico, los caminos empiezan a empinarse, con los siguientes 5 Km, durísimos, y a duras penas, el equilibrio y control de la bicicleta, tenía que manejarse con mucha habilidad pues lo pedregoso y los regueros del terreno, lo hacían muy técnico, poniendo en ocasiones el pie en el suelo para superar las dificultades.



 Tras la subida por terrenos para las cabras, decidimos descansar y avituallarnos en el Pueblo de Valdemorillo, muy arraigado a la práctica del MTB, pues cada año, se celebra en esta localidad el inicio de la temporada ciclista, con la primera carrera del año, a finales de Enero o principio de Febrero.

 Aún nos quedaban otros casi 5 Km, para coronar la zona más alta de nuestro recorrido, que entre los bosques de encinas y matorral, se hacía muy amena, sin confiarnos ni descuidarnos demasiado, pues el desgaste por estos terrenos de subida, se notaba en cada pedalada.
 Por fin llegamos hasta la bonita presa del Río Aulencia y los 13 Bikers nos relajamos con las espectaculares vistas que el pequeño Embalse y sus alrededores, nos ofrecían.
 Un merecido alto para reponerse y continuar por una senda de difícil acceso para las bicicletas y también para los caminantes.




 El estrecho sendero casi inaccesible, de la cuenca del Río Aulencia, "partió" en dos al grupo, ya que las dificultades de este tramo ralentizaban la marcha y un largo peregrinar por las laderas de estas montañas, dejaban ver los barrancos del Río, repleto de zarzas que ocupaban toda la pared hasta el mismo cauce, en esta zona, hubo que pasar andando, pues arriesgar montado sobre la bici, no daba muy buena "espina".
 Por otro lado, esta orografía, lo hacia imposible...






 Mucho tiempo nos tomó el cruzar estas selvas de zarzales y empinadísimas paredes, y el cansancio empezaba a dar señales de vida en alguno de la expedición, por lo que la marcha se ralentizó aún más y para rematar una inoportuna avería ayudó en el calvario de transito por estos bonitos lugares, descolgándonos definitivamente del grupo de cabeza, teniendo que hacer el resto de la ruta a nuestro ritmo.


 El tiempo empleado fue superior a lo previsto y se acortó la ruta por carretera, teniendo entonces otra dificultad para superar, el molesto viento, que como un enemigo a combatir, frenaba nuestro avance hacia la meta. Entre los ánimos de unos y otros y un poco de sicología, los últimos 40 Km se rodaron medio hipnotizados para no desfallecer y llegar todos juntos en un bloque sanos y salvos.
 Todos, ya estaban en nuestro Cuartel General El As de Copas, esperando nuestra llegada, que se demoró considerablemente, pero al final, se llegó.

 Con la mesa preparada para dar cuenta de una suculenta paella y los sabrosos conejos de El Álamo, cerramos el primer tramo de esta temporada, descansando hasta Septiembre.

 Nuestras pacientes mujeres, nos acompañaron en esta celebración. Gracias.



 

                                                                   Fotos y dos vídeos.

                                                                El vídeo de Pedrito, Aquí.