Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

lunes, 28 de octubre de 2013

Por tierras de Avila.



 Hoy tocaba ruta por las Sierras, unos fueron al Escorial al evento de la Ruta Imperial haciendo el ultimo recorrido de las cuatro estaciones, cerrando así estos recorridos de la Comunidad de Madrid.


 El resto, nos desplazamos desde El Álamo al Embalse del Burguillo en la provincia de Ávila, para recorrer por la Sierra de Gredos los bellos parajes que rodean el gran charco.


 A tempranas horas de este Domingo estábamos en el parking de la Casa de las Cruceras.


 Lo sombrío del lugar, hacía que la sensación térmica, fuese muy baja y no digo más cuando, tres humanos semidesnudos, se preparaban para cruzar a nado el tranquilo Embalse. Decían que el agua de este día, estaba idónea para el baño 13ºC, en días anteriores la temperatura no superaba los 8ºC.


 Después de descargar de un camión nuestras bicicletas, empezamos nuestro recorrido con la tiritona inicial de los primeros kilómetros, desapareciendo esta rápidamente, pues, la subida con un desnivel constante entre el 6 y 8%, obligó al cuerpo de cada ciclista a ignorar la fresca mañana.


 En grupo casi compacto, se fue ascendiendo poco a poco por la empinada cuesta hasta alcanzar la Fuente de La Covachuela, no sin antes sufrir durante 12 kilómetros por las terroríficas rampas de hasta 19% de desnivel positivo, repartiendo a los 17 participantes a lo largo de la subida. Aunque el animo no decaía, tras presenciar el paisaje, reconfortándonos con sus bellas vistas.


  Un autentico calvario para algunos, obligando a finalizar los últimos metros a pie y con los rostros expresivos de la dureza en ese tramo de la ruta.
 



 Recuperado el aliento y la compostura, una rapidísima bajada por un ajardinado y pedregoso terreno, hizo las delicias en toda regla de un descenso casi de HD. con frenadas de más de 10 m, ante las 12 revueltas en forma de Z junto un barranco por donde  un caudaloso arroyo, afluente del Río Alberche , se deslizaba con bravura por los peñascos de musgo aterciopelado.


 Es aquí donde los brazos también empezaban a sentir ligeras molestias, por la tensión de dicha bajada, manteniendo el equilibrio y buena coordinación en los rápidos giros.

 Testigos silenciosos de nuestro paso fueron sin duda las numerosas vacas de raza Avileñas, que con su típico color negro ibérico y largas astas, parecían gigantescos toros de lidia. La zona es rica y muy apreciada por su ganadería bovina, siendo de sobra conocidos los suculentos chuletones y demás delicias culinarias de su carne.


 En la localidad de Navaluenga junto al Río Alberche y como fondo el puente Románico de cuatro ojos del siglo XVI, nos reagrupamos para avituallarnos y tomar fuerzas. Luego, seguimos por los soleados paisajes hasta el pueblo de El Barraco, en continua y durilla ascensión entre la Sierra de la Paramera a la Izda., y la Sierra de Gredos a la Dcha., en un espectacular entorno forestal de enebros y arbustos de coloridas bayas.


Todo lo que sube, baja.
Durante unos tendidos 8 Km., por la feliz bajada de la solitaria N-403, alcanzamos nuevamente la orilla de este Embalse del Burguillo, bordeando en un serpenteante camino parte de su lado norte, llegando a otro puente, que une las dos orillas con la carretera de Ávila.



 El cansancio a esas alturas de este recorrido por tierras de Ávila, se dejaba sentir en las piernas, pero, había que hacer un ultimo esfuerzo para terminar los 12 Km, que restaban a esta etapa, es entonces cuando el grupo se propuso llegar en una larga y lenta procesión hasta la presa, y posteriormente, llegando desperdigados hasta el parking, donde tras  57 Km y 5 horas, se dio por finalizada la etapa de este día.



                                                                          Fotos y vídeo.