Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

lunes, 24 de febrero de 2014

Casa de Campo 2014.


 Más de veintiún componentes del Club Ciclista El Álamo, citados a eso de las nueve en la tímida y soleada mañana de este Domingo, nos unimos conjuntamente los grupos A y B para marcar nuestras huellas en las blandas tierras de la Casa de Campo en Madrid.

 Reunidos en la explanada del Lago de este emblemático lugar, hicimos los primeros kilómetros con dirección al concurridísimo carril bici de Madrid Río, junto a la Ribera del Río Manzanares, calentando las articulaciones para seguidamente, recorrer los cientos de sendas y caminos del pulmón de la Capital.


 Con unos pequeños contratiempos en la bici de Carol y después de ajustes varios para seguir pedaleando con normalidad, no tardó en llegar una obligada parada por pinchazo en una de las ruedas de 29", que eran las "no averiables" y junto a la "cuesta de la muerte" se recompuso el leve desaguisado.


  En este enlace., hay un bonito paso por esta terrible trialera de los profesionales del Campeonato del Mundo.                      


 Nosotros seguimos nuestra ruta subiendo por suaves y tendidas cuestas para disfrutar a continuación de las bajadas por entre los árboles y arbustos del lugar, cogiendo soltura para los descensos y trialeras de futuras salidas.

 Al ser Domingo y la temperatura que empezaba a ser más agradable, un gentío coincidía en estos bonitos parajes para desentumecer los músculos y practicar todo tipo de deportes, a su vez, la celebración de carreras a pié completaba y llenaba cada palmo de este escenario, compartiendo todos los allí reunidos el gran jardín.





Este terreno es poco apto para reflejar con instantáneas cada lugar pues, los continuos cambios de ritmo y lo sinuoso de las zonas por donde nos hemos desplazado, hacía imposible viajar solo con una mano sobre la bicicleta, dejando para las paradas la toma de momentos.

 En esta ocasión, otra rueda que inesperadamente perdió su aire de inflado, hizo que saludásemos a los participantes del evento deportivo que se celebraba en este día.

 Teníamos recorrida la mitad de la ruta y se decidió seguir por zonas que bordeaban el perímetro de la Casa de Campo, con la seguridad que encontraríamos menos gente y así circular con más seguridad, pero había deportistas y paseantes por cualquier lado.

 A estas alturas las piernas con tanto cambio de ritmo, empezaban a sentir el cansancio de rigor y me acordaba del tremendo banco de madera que kilómetros atrás, dejamos inerte, mientras contemplaba el paso del Río Manzanares, lo eché de menos y no hubiese desperdiciado un buen descanso sobre sus largas tablas.



 Varios de nosotros casi al terminar la ruta, decidimos ser guiados por los curtidos y sabios guías, que nos convencieron, para recorrer otros lugares donde las trialeras de espectacular trazado, hacían las delicias de quien osase recorrer.

 Una y otra vez, subimos y bajamos con mucha seguridad por estos trazados de escasa visibilidad, pero de muy buen peralte, haciendo que el grupo lo pasase en grande en cada giro, en cada salto del terreno y la incertidumbre de lo que encontraríamos en la siguiente curva. Por fortuna el espacio de seguridad guardado entre biker, evitó sorpresas desagradables y todo rodó a las mil maravillas.


 Otro buen día de bicicleta compartido por todos y al que no faltó la reunión final para disfrutar al sol de la casi primavera, con un tonificante bien fresquito, el cual tomamos merecidamente. Puntualizo al respecto que costó una "fortuna".



 Como siempre, lo mejor ha sido la compañía y el buen ambiente en cada pedalada, haciendo que sepa a poco, esperando la siguiente ruta para disfrutar con nuestras bicis.


                                                                    Fotos y movimientos.

domingo, 16 de febrero de 2014

Todo claro.


 Tras unas semanas de descanso y nuestra temporada iniciada en este mes de Febrero 2014, con las tempestades y borrascas en un continuo descargar agua del cielo, haciendo gala de las buenas costumbres deportivas de este Club Ciclista, otra cita en esta conocida plaza, nos ha reunido para seguir recorriendo los parajes de esta comarca.

 Antes, una sorpresa de nuestro querido Presi, Juancar, ha concentrado las miradas de todos para otorgarme un maillot, como agradecimiento hacia mi persona, por las distintas crónicas y resúmenes de estas nuestras salidas.
 Como todos sabéis, se hacen con la mejor intención y siempre desde un punto de vista distinto a lo que sería contar trecho a trecho lo acontecido en cada kilómetro, rompiendo un poco con lo obvio de la ruta y destacando las anécdotas y chascarrillos de cada participante.

 Desde estas humildes líneas quiero agradecer al Club este detalle, muy importante para mi.
 
Dar las gracias a todos por ese cariño que recibo cada vez que nos juntamos y la buena armonía que tenemos en los recorridos digno de profesionales y aun mejor, estupendas personas.


Sin perder más tiempo con ceremonias, nos repartimos los grupos A y B, para sus recorridos preestablecidos.

Al pueblo de Quijorna se desplazaron un nutrido grupo del Club, para representarnos en el evento de la I marcha del cocido, estando en esa localidad desde primeras horas de la mañana.

 Algún que otro contratiempo durante la prueba, pues, nuestra fémina Carol con su duro y eficaz entrenamiento, ha roto las patillas traseras de la bicicleta, obligándola a llevar fijo el cambio, pudiendo hacer solamente el recorrido corto de esta marcha, 30 Km.



 En nuestra zona, los saturados caminos de charcos y muy lavados campos, nos han obligado a modificar ligeramente algún trazado del recorrido por lo impracticable y accidentado del terreno, dándonos el primer calentón a los pocos minutos de empezar, llevando un ritmo vivo y un silencio pensativo, por las rampas de Batres, hasta llegar del tirón a la Urba de Cantoblanco.

 Descendiendo a continuación hasta el Arqueológico de Carranque, en esta zona los barros, lodos y restos del temporal eran bien visibles a nuestro paso, teniendo que serpentear los senderos para evitar los obstáculos de troncos y ramas de la arboleda, estos, ocupaban muchas partes de los caminos. A pesar de estas "trampas" la expedición no ha parado, siguiendo por la bonita Ruta del Quijote.




 Las continuas subidas por los barrizales, hacían mella en las piernas ya que los blandos y pegajosos lodos, frenaban y desajustaban los cambios, teniendo que ralentizar la marcha y por consiguiente, emplear más tiempo en el recorrido.
 Por esas circunstancias, al paso de un arroyo Juan Carlos Rosell, en un atasco de calas ha metido su pié entre los radios de la rueda y como un cartel, ha caído sobre un lado de su cuerpo, mojándose y embarrando su persona sin otra consecuencia digna de mencionar.

 Tras lentas y duras subidas con la mitad del trayecto consumido, una parada para recuperar fuerzas y avituallarnos.






El resto del camino ha sido un peregrinaje con los bikers distanciados unos de otros amen de su estado físico, manteniendo el equilibrio y la verticalidad sobre la bici evitando las caídas en ese espeso terreno. Aunque, alguno no lo ha podido evitar y la instantánea superior, da fe de ello.

Un ojo avizor dará cuenta de las señales y restos de barro en los culotes...

 Un ultimo tramo de dureza media, nos espabilaría hasta terminar esta contienda, se trata del Arroyo de los Combos, que a estas alturas de las tormentas y en su desembocadura al Río Guadarrama, estaba crecidito manteniendo sus aguas la temperatura estándar del invierno, recibiendo cada uno en su medida cuenta, la mojadura de rigor.


 15 Km para terminar y hubo tiempo para acicalarse un poco ante el espejo.

 Disponible en un lugar estratégico no apto para cualquiera, ante el cual, nos adecentados y retocamos manteniendo la compostura, dando una buena imagen ante el concurrido público que seguro esperaba nuestra entrada al pueblo.



 Con los deberes terminados, nos juntamos otra vez los dos grupos, a comentar y refrescarnos en la soleada terraza de nuestro nuevo patrocinador el Bar Cuatro Rosas.


  Gracias compañeras/os.

                                                                      Fotos y vídeos.